HUÉRFANOS. Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Actualidad
Domingo, 04 de Diciembre de 2016 13:28
por Carlos Juliá.
 
La Habana, Cuba, 25 nov. 2016 hora 22.29, Murió Fidel Castro.
 
Muchas personalidades del mundo expresaron su dolor por la desaparición del líder de la Revolución Cubana. Presidentes, Cancilleres, dirigentes políticos, sociales, académicos volcaron sus sentimientos en los medios de comunicación gráficos y fundamentalmente los electrónicos, que cuando Castro y sus barbados compañeros derrotaban a Fulgencio Batista, no existían. Otros tiempos, otros formas adaptadas a las nuevas tecnologías, que nos informan instantáneamente, pero que son también casi de manera inmediata son reemplazadas por otras informaciones.
Otros tiempos eran aquellos cuando al principio de mí adolescencia esperaba leer la Nación que llegaba un día más tarde y a veces dos, a mí pueblo de Gral. Villegas, ahí en el ángulo noroeste de la pcia de Bs As, apretado contra La Pampa, Sata Fe y Córdoba, donde para entonces los médanos pampeanos aún se movían. En esos tiempos trataba de entender que era eso de la Revolución Cubana, mucho más difícil cuando la única información provenía de un diario conservador como el de los Mitre. Las conversaciones con mi padre Peronista, las publicaciones que luego fueron apareciendo, escuchar a un viejo intelectual socialista, Español muy leído, comentar los acontecimientos en rueda de mate, y el tiempo, me permitieron comenzar a comprender un poco, como se movía por entonces el mundo. A los diez años había vivido el Golpe de Estado contra Perón, ya tenía conocimiento pleno cuales habían sido los intereses que nos habían privado de los años más felices del Pueblo Argentino, ya había entendido por que se lo derrocaba a quien había sentado las bases de la Grandeza de la Nación. Ahora tenía que aprender que pasaba en nuestra América, para decirlo con una expresión acuñada por otro cubano, José Martí. Luego llegaron los tiempos de la Universidad, pero también de los misiles, de la guerra fría, de conocer a tantos cros argentinos y latinoamericanos que pasaron, estudiaron, se formaron o entrenaron en Cuba, muchos de ellos personajes conocidos de nuestra historia contemporánea. También nosotros pudimos enriquecernos desde una visión próxima, pero con cierto grado crítico, de los seminarios de verano sobre economía, y escuchar por largas horas a Fidel y hasta conversar con ese líder gigante. 
Por bastante tiempo pude, militando por la causa de las Deudas Externas de nuestros países de América latina, fundamentalmente en las ciudades  del sur, ir conociendo a nuestros hermanos del continente. Siempre pensaba, trataba de encontrar las razones de los caminos y puentes que nos unían, pero también de aquellos que no existían y marcaban nuestras diferencias. No eran solo causa de origen, de idiosincrasia; cuales eran las razones verdaderas que despertaban amores encontrados entre las masas. Nos admiraban y nos odiaban al mismo tiempo. Aunque en el plano individual, en el trato personal eso no se manifestaba, por el contrario, salvo hacia algunos porteños con cierto grado de pedantería, nos recibían como verdaderos hermanos que amaban. 
En foros, asambleas y debates, siempre hice referencia a nuestra historia Peronista. A lo que había significado para el pueblo argentino el Peronismo, la obra desarrollada por Perón y Evita en nuestra patria. Pensar que la Argentina que dejó Perón era dos veces y media la economía de Brasil y hoy nos supera por unas diez veces. Esa Argentina representaba un 80 % de la economía de los EEUU y mejor ni pensar el abismo que hoy nos separa en materia económica. Por eso cuando en el resto de América del sur hablábamos del Peronismo, solo a partir de Chávez en Venezuela comenzaban a entendernos. No faltaron en Brasil y en otros países del Sur que nos decían “siempre hablando de Perón, mejor porque no hablas del Che que es argentino”. Indudablemente no habían comprendido lo que significó para la Argentina el pensamiento y obra del Gral. Perón. Tampoco podían ver el retroceso al que habían dado lugar las políticas aplicadas luego de su derrocamiento por la fuerza, el poder de las bestias. Perón no solo había sido nuestro Conductor, sino también nuestro Maestro, nuestro Líder y para quienes nacimos, crecimos y nos formamos con el Peronismo, nuestro Gran Padre que nos señala y nos vuelve a enseñar el camino desde hace más de 70 años.
Fidel era muy joven cuando Perón comenzaba a plasmar esta historia, era tan joven que aún no había llegado a la Universidad para estudiar Derecho. Luego tendría un recorrido que marcaría con fuego a las juventudes de este continente y algunas otras regiones del mundo. 
Dos grandes Conductores, dos Líderes, dos hombres de su tiempo, dos caminos diferentes en busca de la Justicia Social para los Pueblos y contra la explotación por parte del poder del capital.
Hoy podría hacer mías muchas de las expresiones, podría repetir tantas  frases de Adolfo Pérez Esquivel, Rafael Correa, Joao Pedro Stedile, Evo Morales, Ignacio Ramonet, Kintto Lucas, Emir Sader, Fernando Martín y tantos otros, pronunciadas por estas horas a partir del fallecimiento de Fidel, pero prefiero pensar fundamentalmente en ese pueblo de este nuestro continente que lo consideró su referente, su líder, su conductor.
Ahora ante su muerte, pienso en los pueblos que lo siguieron, lo admiraron, lo idolatraron porque así lo sentían, han quedado huérfanos, han perdido a su Padre. Puede ser que ahora los pueblos de América comiencen a comprender nuestro sentimiento Peronista, nosotros fuimos a quienes primero les tocó vivir esa triste experiencia. En 1952 perdimos a nuestra compañera Evita con tan solo 33 años; y el 1º de julio de 1974, luego de mil batallas, a los 79 años muere el viejo General. Desde entonces con aciertos y errores, el gran movimiento nacional Peronista continúa siendo la fuerza mayoritaria de la argentina y busca reorganizarse a partir de los trabajadores y sus organizaciones sindicales, su razón de ser y existir.
Al Peronismo lo trataron de destruir, desaparecer, prohibir, intentaron matarlo mil veces y fracasaron, renaciendo con nuevas fuerzas y re encarnado en la juventud, a partir de su historia. A Fidel también trataron de asesinarlo de todas formas y del mismo modo el poder del mundo fracasó. Seguramente esos dos grandes conductores de pueblos que lucharon por la Justicia y la verdadera libertad de los pueblos oprimidos, tendrán la vida eterna para hablar en el más allá. Mientras, las generaciones actuales y futuras, lo seguirán haciendo desde el más acá, en los barrios, en las calles, en los talleres, en las fábricas, en los cuarteles, en los medios de comunicación, en las universidades, en libertad y en la clandestinidad si así lo ameritan las circunstancias. Luchando por aquello que nos enseñara Evita que “Donde existe una necesidad, nace un Derecho”. 
Comentarios
Añadir nuevo Buscar
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Título:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.25 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

Seguinos por

 

Buscador


Columnistas

Últimos 5 artículos

A 35 AÑOS DE LA GUERRA DE MALVINAS
 

En su visita a las Islas Malvinas, la Comisión por la Memoria (CPM) rindió homenaje a los caídos durante la guerra, y marcó los lugares donde los soldados argentinos fueron sometidos a torturas y malos tratos por parte de sus superiores. En Monte Longdon, lugar donde tuvo lugar una de las batallas más duras del conflicto, Adolfo Pérez Esquivel dijo “las Fuerzas Armadas no estaban preparadas para la guerra: estaban preparadas para torturar y matar”.

Una de las acciones de la CPM durante su visita a las Islas Malvinas fue apoyar el reclamo de justicia por los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la guerra, en los que los soldados argentinos fueron víctimas de torturas y/o malos tratos por parte de sus superiores. En este sentido, la delegación de la CPM visitó diferentes lugares en las islas donde estuvieron apostadas tropas argentinas: el faro cabo San Felipe, el Monte Wirless Rige y Monte Longdon.


 

 

Lo primero que debe reconocerse es la fuerte vinculación del gobierno (y detrás de él los sectores que lo sostienen) con el capital financiero internacional. La asociación con los bancos extranjeros que operan en el país (que son los que designaron a los ministros del área (Prat Gay y Luis Caputo son ex JP Morgan) y a los principales funcionarios de las finanzas, hace posible que, ante el temor de la suba generalizada de la tasa de interés de los EEUU (que puede suceder o no), el gobierno ha conseguido compromisos para refinanciar gran parte de los vencimientos de deuda de este año y ha tomado nuevos créditos.

Recordemos que tras el anuncio de levantar lo que denominaban el “cepo cambiario”, el 16 de diciembre de 2015, el dólar oficial que al 9 de ese mes tenía un precio de $ 9,70, pasó a valer $ 13,50.  Que en febrero 2016 el valor de la unidad de la divisa estadounidense paso la barrera de los $ 15.- y en marzo 2016 alcanzó la suma de $ 16.-, con una corrida cambiaria que hubiera sido letal para cualquier otra administración, sin embargo en diciembre de 2016 el dólar rondaba los $ 16.-.


Las actuales y futuras luchas sociales y políticas, necesitan del movimiento obrero para cobrar fuerzas ante el avance neoliberal

Por Mariano Osuna

Las luchas encadenadas en el tiempo, demuestran una actitud propia de los trabajadores organizados en el mayor movimiento sindical del mundo actual, ya que el modelo sindical argentino no tiene parangón, tanto en sus afiliaciones, como en su protagonismo político, que desde el peronismo ha sido permanente, al incorporar a la clase trabajadora como actores del poder político.

Médico, educador, trabajador, militante político, escritor, todas características de una misma construcción, de un mismo proyecto de vida.

La historia de Jorge Rachid es el recorrido de nuestro país y de la región.

Esos acontecimientos, que marcaron para siempre su vida cotidiana, transformaron generaciones de nuestra comunidad, sembraron una cosmovisión estructural y foránea sobre la conformación de identidad colectiva, y se ha mantenido con continuidades y rupturas, atraviesa la entrevista concedida a Agenda Abierta.


 

 

7 de agosto 2016.- Si el 22 de agosto, cuando se reunifique la CGT, el congreso sindical elige un triunvirato, su nombre podría ser uno de los tres. Secretario de la poderosa confederación que agrupa a los gremios de transporte, Schmid se define sobre economía, tarifas, pymes, programa y autonomía gremial.
En su oficina de Barracas, un despacho sencillo donde por supuesto están Juan Perón y Evita, Juan Carlos Schmid tiene una escultura. Es pequeña, se llama “Estallido” y la placa del pedestal muestra una fecha: 19 y 20 de diciembre de 2001. Sobre la base hay una granada de gas lacrimógeno abollada. “La recogí yo mismo en la calle”, dice el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento. Fue durante la agonía letal, por los 36 muertos en todo el país, de Fernando de la Rúa.


Las relaciones entre el poder económico y la última dictadura

Bohoslavsky es el coautor de “Cuentas pendientes. Los cómplices económicos de la dictadura”, que escribió junto a Horacio Verbitsky. En esta entrevista sostiene que los bancos concedieron créditos a la dictadura "sin hacerse demasiadas preguntas acerca de si esos fondos contribuían a la consolidación política de un gobierno autoritario".

 


 

¿Quién está on-line?

Tenemos 44 invitados y 3 miembros conectados